La preocupación por el impacto que puede tener la contaminación ambiental sobre nuestra piel ha aumentado en los últimos años. La polución es considerada uno de los problemas medioambientales más importante y se ha reconocido su efecto perjudicial sobre la salud de la piel.

De acuerdo con un informe presentado por la OMS, aproximadamente la mitad de la población urbana está expuesta a una contaminación del aire que es al menos 2,5 veces mayor a los niveles recomendados.

Un enemigo invisible que no solo se limita al exterior, sino que también está presente en los espacios interiores donde pasamos la mayor parte de nuestro tiempo.

¿Cómo afecta la polución a nuestra piel?

Partículas en suspensión, óxidos de nitrógeno y azufre, los hidrocarburos policíclicos aromáticos o el ozono, dañan la piel a través de diferentes mecanismos. El resultado es un aumento de sequedad, pérdida de firmeza, aparición de manchas oscuras o un tono desigual de la piel, generación de radicales libres que provocan un envejecimiento prematuro aumentando las arrugas y líneas de expresión o la aparición de afecciones como dermatitis atópica, sensibilidad, eccema, acné o inflamación.

Uno de los efectos negativos que más se ha mencionado estos últimos años es el estrés oxidativo que genera especies reactivas de oxígeno en las membranas biológicas y que provoca el envejecimiento de la piel.

ROS y el estrés oxidativo

Las especies de oxígeno reactivo o ROS (Reactive oxygen species) incluyen iones de oxígeno, radicales libres y peróxidos tanto inorgánicos como orgánicos. Los radicales libres son moléculas inestables que presentan un electrón desapareado y necesitan “robar” un electrón a otra molécula para su estabilidad. La molécula con la que reaccionan quedará de nuevo con un electrón desapareado, convirtiéndose en un radical libre. Así, se genera una reacción en cadena que resultará en daños en nuestra piel.

Cuando estos procesos no pueden ser contrarrestados por el propio organismo se habla de estrés oxidativo. Se trata de un desequilibrio entre la oxidación inducida por los radicales libres y la eficiencia de los mecanismos antioxidantes con los que cuenta el propio organismo.

Este exceso de radicales libres generan una serie de daños celulares que se manifiestan en:

– Oxidación del colágeno y la elastina.

– Procesos Inflamatorios.

– Envejecimiento prematuro, que se traduce en piel arrugada, áspera, con pigmentaciones, etc.

– Obstrucción de poros.

– Ralentización del proceso regenerativo de la piel.

– Desequilibrio en la secreción de las glándulas sebáceas.

– Piel apagada.

¿Cómo prevenir y combatir sus efectos?

La piel dispone de un manto hidrolipídico, que ejerce de barrera, de regulación y protección frente a agentes externos, además de mecanismos de defensa antioxidantes que neutralizan la oxidación. Sin embargo, ante un exceso de radicales libres, el mecanismo endógeno resulta insuficiente y aparecen los problemas.

El primer paso para contrarrestar el efecto de la contaminación es una adecuada rutina de limpieza que incluya productos que ayuden a proteger y reparar la piel. Una limpieza delicada por la mañana y en profundidad por la noche. El objetivo es reducir la carga de partículas depositada sobre la piel evitando la penetración de contaminantes en las capas más profundas de la piel.

Una exfoliación semanal ayuda a evitar la obstrucción de los poros y la aplicación de un tratamiento específico diario con activos antioxidantes y que refuerce la función barrera de la piel es fundamental.

Los antioxidantes son sustancias que liberan electrones. Son captados por los radicales libres y los estabilizan. De ahí la importancia de incluir cosméticos ricos en antioxidantes en la rutina de cuidado facial.

Protege tu piel:

Desde Sibari Republic queremos proponerte una rutina de cuidado facial antipolución:

  • Anti-pollution Cleansing Gel. Un limpiador suave con propiedades hidratantes y suavizantes creado para reparar y prevenir el daño causado por el estrés, el smog y la vida urbana de la ciudad.
  • Radiance Toner. El tónico de Sibari Republic que no solo elimina con suavidad impurezas, residuos y células muertas superficiales, sino que también exfolia ligeramente preparando la piel para los tratamientos posteriores.
  • Long-lasting hydration Calming Cream. Fórmula hidratante de larga duración enriquecida con extractos naturales antioxidantes y aceites vegetales que refuerzan la función barrera. Diseñada para calmar, hidratar y restaurar el equilibrio y la luminosidad de la piel.

Dermatológicamente testados. Libres de fragancia, SLS, alcohol y aceites minerales. Para todo tipo de piel.

Utilízalos cada mañana y noche para conseguir una piel limpia y protegida.

No podemos evitar la exposición a la polución urbana pero sí podemos ayudarte a proteger la piel y combatir sus efectos. No lo dudes, únete a la cosmética antipolución y devuelve el equilibrio a tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *