Hoy en día si hablamos de exposición solar es muy probable que palabras como “fotoenvejecimiento” o “cáncer de piel” salgan en la conversación. El enfoque general frente a la radiación solar es la de prevenir los daños que puede llegar a producir en la piel, sin embargo al sobreprotegernos estamos olvidando los beneficios que el sol nos aporta.

A pesar del bombardeo de información acerca del riesgo que conlleva la radiación solar, la realidad no tan conocida es que se recomienda una exposición solar de 10 a 15 minutos al día tres veces por semana, con el objetivo de producir la cantidad vitamina D necesaria, evitando las horas de mayor exposición solar, entre las 10 y las 16 horas.

proteccion solar cuidado de la piel

¿Qué es la radiación solar?

La radiación solar es el conjunto de radiaciones electromagnéticas emitidas por el sol.  La luz ultravioleta (UV) es la que presenta mayor efecto sobre la piel. Ésta se clasifica en tres tipos, dependiendo de su longitud de onda, UV-A, UV-B y UV-C.

Los rayos UV-A se relacionan con el daño de la piel a largo plazo como la aparición de arrugas, pero también pueden desempeñar un papel en la desarrollo de cáncer de piel. La radiación UV-B es parcialmente absorbida por el ozono y llega a la superficie de la tierra siendo la causa principal de quemaduras solares. La radiación UV-C, es la más agresiva pero no llega a la tierra gracias a que es absorbida por el oxígeno y el ozono de la atmósfera.

El grado de exposición solar depende de varios factores como la intensidad de los rayos, del tiempo de exposición y de si la piel ha estado protegida con protector solar o ropa. La potencia de los rayos UV (la intensidad de la irradiación), a su vez, depende de la hora del día, la temporada del año, la latitud y altitud o el reflejo de las superficies, como en el caso de la nieve.

¿Por qué es necesario usar protección solar?

  • Cáncer de piel

crema solar cuidado de la pielSe trata de una afección por la que se generan células malignas (cancerígenas) que poseen una capacidad de crecimiento descontrolado y de invadir otros tejidos de alrededor. Existen varios tipos como los melanomas y los carcinomas cutáneos donde el principal agente implicado es la radiación solar, que en la piel es capaz de producir mutaciones en el material genético de las células e impedir su reparación. El melanoma es el tipo de cáncer cutáneo más agresivo pero el menos frecuente aunque en los últimos años está aumentando de forma considerable.

Limitar la exposición a la radiación UV y el uso de protección solar ayuda a reducir el riesgo de padecer cáncer de piel.

  • Envejecimiento prematuro de la piel

La exposición solar es uno de los principales factores responsable del envejecimiento cutáneo por estrés oxidativo. El fotoenvejecimiento se caracteriza por una piel áspera, seca, sin elasticidad, apagada, con manchas y con arrugas profundas, de color amarillento, con pérdida de densidad y alteraciones en la pigmentación. Aparece como consecuencia de exposiciones repetidas y prolongadas a los rayos UV.

De hecho, el bronceado de la piel es el resultado de una piel que ha tenido que defenderse frente a la agresión provocada por la radiación solar.

Beneficios de la exposición solar:

  • Producción de vitamina D

alimentos vitamina de pielLa vitamina D es también conocida como la vitamina del sol, ya que los rayos UV son su principal fuente de producción. El cuerpo necesita 15 minutos diarios al sol para producir vitamina D. Tiene dos funciones muy importantes en el organismo: la homeostasis del calcio y el fosforo y la modulación de la respuesta inmune. Es necesaria para absorber el calcio y favorecer la formación ósea. El déficit de vitamina D es un importante factor de riesgo de osteoporosis.

También podemos encontrar vitamina D en alimentos como el salmón, los huevos y la leche.

  • Formación de NO:

La piel contiene nitrato (NO3) que tras la exposición solar se convierte en óxido nítrico (NO). Éste es liberado en el torrente circulatorio produciendo relajación de las arterias y la consiguiente disminución de la presión arterial. El óxido nítrico es un compuesto esencial en el mantenimiento del sistema vascular. La reducción de la presión sanguínea resulta en la reducción de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Asimismo, la presión sanguínea es menor en verano y en países adyacentes al ecuador.

  • Síntesis de endorfinas:

La luz ultravioleta favorece la formación de endorfinas, que nos hacen sentir bien y mejoran el estado de ánimo.

El sol, a pesar de ser un popularizado agente nocivo para la piel, aporta grandes beneficios a nuestra salud. Encontrar un equilibrio entre la obtención de sus efectos positivos y la protección para prevenir sus efectos dañinos es la clave.

Lo ideal sería combinar una exposición solar limitada de 15 minutos fuera de las horas de alta intensidad, con una adecuada alimentación. En caso de que la exposición solar vaya a ser prolongada es recomendable el uso de protección solar.

Sibari Republic cuida tu piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *