La mascarilla se ha vuelto un elemento más en nuestro día a día. Su uso continuado, el roce, la presión, la falta de oxigenación de la piel hace que se altere dando lugar a una piel apagada y en algunos casos provocando descamaciones o brotes de acné. Minimizar estas alteraciones es posible con una rutina de cuidado adecuada.

TIP 1. Limpieza delicada y eficaz:

cuidar la piel con mascarilla tip 1

La limpieza es un paso fundamental en la rutina facial . Antes y después de la utilización de la mascarilla favorecerá la correcta oxigenación de nuestra piel y nos ayudará a evitar que los poros estén ocluidos.

Elegir un limpiador suave es importante para evitar que la piel se reseque en exceso, sobre todo si la tienes sensible o notas que se irrita con más facilidad.

Limpia tu piel mediante suaves masajes con las manos, no realices mucha presión y evita el uso de esponjas o cepillos que incrementen el roce o la presión que ejerces sobre la piel.

TIP 2. Afina los poros y regenera tu piel:

cuidar la piel en tiempos de mascarilla tip 2

Incluir un tónico tras la limpieza nos ayudará a eliminar las impurezas que han podido quedar tras la limpieza y afinar los poros. Además, si elegimos un tónico con ingredientes hidratantes, como el ácido hialurónico o la glicerina, nos ayudará a reequilibrar la hidratación natural de la piel devolviéndole su suavidad y confort.

Incorporar un tónico con hidroxiácidos es una buena opción para favorecer la regeneración de la piel. Nuestra recomendación: Radiance Toner que combina ácido glicólico para eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel; y ácido salicílico que realiza una suave exfoliación en las zonas con mayor cantidad de sebo evitando que los poros se obstruyan, uno de los factores de la aparición del acné. No olvides utilizar un fotoprotector siempre que utilices hidroxiácidos.

TIP 3. Hidrátate desde el interior:

cuidar la piel en tiempos de mascarilla tip 3


Para mantener nuestra piel y todo nuestro cuerpo bien hidratado el agua es fundamental pero la mayoría no tomamos la cantidad necesaria cada día. Una alternativa para que sea más fácil beber agua es infusionarla con tus frutas favoritas. Es una manera muy divertida de hidratarte con una bebida sana y llena de vitaminas.

TIP 4. Hidrata tu piel:

cuidar tu piel en tiempos de mascarilla tip 4


La hidratación es una de las bases para una piel sana y si además lo combinamos con activos calmantes mejor que mejor, ya que ayudarán a tu piel a recuperarse de los roces y calmarla de las posibles alteraciones que haya podido sufrir por la mascarilla. Long-lasting hydration Calming Cream te aportará una hidratación de larga duración gracias a su exclusiva fórmula:

  • Formulado con alantoína y extracto de caléndula conocidas por sus beneficios calmantes y regenerantes.
  • Enriquecido con aceites vegetales que restauran la barrera protectora natural de la piel protegiéndola frente a las agresiones externas y aportan una hidratación de larga duración.
  • Con ácido hialurónico de bajo peso molecular para un efecto hidratante antiedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *